Se comió un pozo sin señalizar

Sucedió durante la madrugada del viernes, cerca de las 3.30 en Gualeguaychú. Un remisero de 61 años cayó en el pozo de la obra  de entubamiento que viene realizando la Municipalidad en la esquina de Concordia y La Cantera. No estaba señalizado, me di cuenta que estaba el pozo cuando estaba adentro”, expresó el conductor.

Hace varios días, los empleados y las maquinarias de la Municipalidad de Gualeguaychú realizan diversos trabajos en la intersección de las calles Concordia y La Cantera, en la zona del acceso sor a la ciudad.

Se trata de una obra de entubamiento, que ha generado la imposibilidad de transitar por el lugar, y a lo que se le sumado el agua caída en los últimos días.

Durante la madrugada del viernes, cerca de las 3.30, la falta de señalización de la obra se cobró la primera víctima. Se trató de un remisero de 61 años que se dirigía a buscar pasaje a dos cuadras de Concordia y La Cantera, pero a pocos metros de llegar a la intersección –conducía por Concordia, de sur a norte– cayó en el inmenso pozo.

“Nunca lo vi. No estaba señalizado, me di cuenta que estaba el pozo cuando estaba adentro”, expresó a ElDía el chofer del remis que protagonizó el accidente. Afortunadamente, el hombre, que trabaja como remisero hace más de 15 años, no sufrió más que los golpes propios de una caída de aproximadamente 1,5 metros.

El hombre, además, contó que había tomado Concordia “porque iba a levantar pasaje acá a dos cuadras del lugar y quise cortar camino”. Aunque jamás se imaginó que iba a terminar bajo tierra y teniendo que salir del vehículo por sus mismos medios, abriendo la puerta del conductor hacia arriba.

Durante la mañana, llegó al lugar la propietaria del vehículo, y más tarde lo hizo una grua, que en pocos minutos sacó el auto del pozo y, horas más tarde, se lo llevaron andando, ya que el fuerte golpe rompió el parabrisas, abolló la carrocería y produjo otras roturas menores, pero no impidió que el vehículo arrancara.

Por la tarde, los obreros que trabajan en la obra demarcaron la misma con un “corralito” hecho de troncos y cintas de peligro. (El Dia Online)

Leave a Comment