VENTAS MINORISTAS PYMES: CAYERON 3% EN ABRIL

Informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) sobre una caída del 3 por ciento en el consumo masivo a nivel nacional.

 

Es el cuarto mes consecutivo en baja. Abril no fue bueno para el consumo que se vio afectado por la incertidumbre cambiaria, el menor poder de compra de las familias, los altos niveles de endeudamiento y la mayor tasa de ahorro.

Las ventas minoristas de los comercios Pymes finalizaron abril con una caída de 3% frente a igual mes del año pasado, medidas a precios constantes, y acumulan una baja anual de 1,9% en los primeros cuatro meses del 2018.

Comparadas con marzo también descendieron 0,8%, aunque en general abril suele ser inferior porque tiene menos días hábiles.

El mercado de consumo se mantuvo retraído, afectado por la incertidumbre cambiaria, el menor poder adquisitivo de las familias y los altos niveles de endeudamiento con tarjetas de crédito. Según informaron los comercios consultados, los rechazos por falta de fondos se volvieron más frecuentes. Lo mismo que el desglose de pagos entre dos o más tarjetas.

También, incidió en el declive la mayor tasa de ahorro para acceder a una vivienda, y en el caso de los que tomaron créditos UVA, el temor por la suba del capital de sus cuotas.

En abril sólo el 32,8% de los negocios medidos tuvieron alzas anuales en sus ventas. En cambio, el 61,4% tuvo variaciones negativas y el 5,8% se mantuvo sin cambio.

Los rubros con mayores derrumbes fueron Indumentaria y Textil-Blanco, con bajas anuales de 6,3% y 6,5% cada uno. También, la venta de Bijouterie se retrajo 5,7%, Marroquinería -4,7% y Electrodomésticos y Artículos Electrónicos -3,4%.

Una característica de abril fue la poca gente que circuló por los comercios. Algunas tiendas  lanzaron promociones, pero sin atraer demasiado. “Entren chicas aunque sea para mirar”, decían las empleadas de un local pyme en plena calle Santa Fe, durante los últimos días del mes, mientras contaban que no había ingresado nadie en todo el día.

El canal online tampoco escapó a la tendencia. Los comercios que venden por esa vía informaron una baja anual promedio de 0,5%.

Las siguientes fueron las principales variaciones en los volúmenes físicos vendidos en abril de 2018 frente a igual fecha de 2017 relevadas en 2000 comercios físicos del país:

Consideraciones generales

 

  • Las ventas minoristas disminuyeron 3% en abril 2018 frente a igual fecha de 2017. El consumo continuó retraído, afectado por problemas de ingresos de las familias, pero sobre todo, por la incertidumbre del mercado cambiario y financiero.
  • De 19 rubros relevados, 17 cayeron en la comparación anual, y dos crecieron (‘Jugueterías y Librerías’ y ‘Neumáticos’).
  • A pesar del resultado promedio negativo, el 50,5% de los comercios consultados se mantienen optimistas y esperan que en los próximos meses las ventas se recuperen.
  • Uno de los rubros más complicados del mes, fue ‘Indumentaria’, donde las ventas anuales medidas en cantidades se desplomaron 6,3% y acumulan así una merma de 3,3% en los primeros cuatro meses del año. El 70,6% de las tiendas de este rubro tuvieron descensos  anuales. Hubo muchas ofertas pero no lograron compensar la caída, aunque sí les permitió a los negocios hacerse de liquidez para hacer frente a los gastos fijos.
  • En ‘Electrodomésticos y artículos electrónicos’, las ventas a precios constantes declinaron 3,4% frente al mismo mes del año pasado. En lo que va del 2018 este ramo  acumula una caída de 1,3% anual. La compra de bienes durables se vio desfavorecida por la incertidumbre. Pero además, incidió los bajos cupos disponibles para compras en las tarjetas de crédito. Se espera que en la medida que se vayan cancelando pasivos se pueda recuperar este mercado. Hay incertidumbre en cómo incidirán los movimientos del dólar sobre los precios de estos productos. Los comercios sostienen que los consumidores no están en ánimo de avalar subas y cualquier retoque retraerá más las ventas. Todavía no arrancó la venta pre-mundial, que se espera comience sobre mediados de mayo.
  • En ‘Calzados’, las ventas a precios constantes descendieron 2,5% aunque en cantidades se mantuvieron sin cambios. Eso ocurrió porque muchos locales hicieron promociones como 2×1 o el segundo par a mitad de precio, para hacerse de liquidez. Se trata de un sector que viene muy golpeado, y de no repuntar, se complicará la salida de invierno, donde en algunos casos se consume un zapato de mayor valor (ejemplo: botas).
  • En ‘Mueblerías’, los despachos de ventas cayeron 3,3% en la comparación anual (siempre hablando a precios constantes). Bajó tanto el segmento de muebles para el hogar, como el de muebles para oficina. Hubo muchas consultas y pocas operaciones. Los comercios del rubro creen que en la medida que vuelva la calma al mercado y se vayan recibiendo los ajustes salariales, comenzará a moverse. Hay provincias donde la situación es más delicada que en otras. En Chubut, por ejemplo, el pago escalonado a los empleados públicos y las deudas de los gobiernos municipales con proveedores afectó la demanda tanto en este ramo como en otros.
  • Un sector que escapó al desplome generalizado, fue ‘Jugueterías y artículos de librería’, donde las operaciones subieron 0,4% en la comparación anual y medidas a precios constantes. Ayudó Semana Santa, donde el mayor tiempo de ocio llevó a más padres a adquirir productos especialmente para los más pequeños y también el alargamiento de los plazos de pagos de algunos negocios que se pusieron de acuerdo para estimular el consumo. En lo que va del año, este rubro acumula una merma de 0,3%.

 

Variación anual de las ventas minoristas en locales físicos (a precios constantes)

Anexo metodológico

  • El relevamiento para evaluar la evolución interanual de las ventas minoristas en abril  2018 se realizó entre el jueves 26 de abril y el viernes 4 de mayo.
  • Se cubrió un universo de 2.000 comercios pymes de Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y el interior del país, en los principales rubros que concentran el consumo  minorista familiar.
  • El estudio se efectuó en los negocios chicos y medianos, localizados en calles y avenidas comerciales de ciudades pequeñas, medianas y grandes a través de un equipo de 30 encuestadores localizados en las capitales de cada provincia, en CABA y en Gran Buenos Aires (con encuestadores en zona norte, sur y oeste).
  • Para calcular la variación anual promedio de las ventas, se utilizó un promedio ponderado. La consideración de cada rubro se estimó de acuerdo al Censo Económico 2004/05 y datos relevados por CAME para conocer la distribución del consumo.
  • Desde septiembre 2017 se comenzó a medir a precios constantes empalmándola con la serie tradicional de cantidades vendidas. La decisión de enlace se tomó tras analizar durante meses que la información que brindan los comercios sobre ventas en cantidades es una proxy intuitiva de su venta a precios constantes. En la nueva metodología se le continúa preguntando por cantidades, pero se agrega la pregunta de facturación.

Ventas minoristas en abril 2018

Serie del índice de ventas minoristas

 

Leave a Comment